archivo

Archivo de la etiqueta: vivir en Seul

Ya todos el mundo es consciente de la muerte del “querido” líder de Corea del Norte, Kim Jong Il. Puede que os preguntéis como ha afectado esto a la vida de los coreanos, y a nosotros. Pero la verdad es que apenas he notado la diferencia con las semanas anteriores, y eso que el ejército surcoreano está en estado de alerta máxima.

Y es que, a pesar un país donde la gente vive como en cualquier otro país occidental, se trata de un país tremendamente militarizado. Se puede observar esa militarización por los asiduos trajes militares que te puedes encontrar en cualquier parte de Seúl, caminando de un lado a otro durante sus días de permiso.

Realmente sentí un poco la diferencia en la defensa coreana este martes al ir a entrenar con los chavalillos. Dónde voy a entrenar es una colegio que está en las afueras de Seúl, osea más de media hora de metro con sus correspondientes tres transbordos que me chupo, y debe de haber una base militar cerca porque todos los días durante el entrenamiento veo pasar un par de aviones militares gigantescos y en vuelo bastante rasante. El caso es que este martes vi pasar un avión cada 20 minutos y de forma tan regular que hasta los niños se sorprendieron de ver tantos.

Realmente no se espera que haya un ataque de Corea del Norte, simplemente son medidas preventivas contra una situación nueva en esta batalla entre las dos Coreas. Sería una locura que ahora atacaran Corea del Sur, ya que Corea del Sur tiene un gran arsenal militar y está apoyado por el ejercito norteamericano, a quién por cierto les interesa que esta situación continúe, pues es el gobierno coreano uno de sus mejores clientes armamentísticos.

Read More

Anuncios

Una de las cosas que me ha llamado la atención desde que estoy en Seúl es la cantidad de cosas con forma de pez que tienen aquí. Parece una tontería, pero después de unos días observándolo por inercia caes en la cuenta y, cuanto menos, te sorprendes.

El famoso helado relleno de crema dulce de judías rojas y nata, lo cual podría bien ser la versión coreana del maxibom. Dulces y hasta edificios. A este último no entré, pero ya desde la lejanía llamaba la atención, podéis imaginaros qué habría dentro, ¿no?

A %d blogueros les gusta esto: