archivo

Archivo de la etiqueta: Seoul

El otro día esperando a Ali en la salida de una parada de metro se me acercó una coreana con unos panfletos en la mano. En un primer momento (y ya como un movimiento reflejo) dije que no, pues pensaba que quería venderme algo, que me afiliara a alguna sociedad ecológico o que le cogiera algún panfleto religioso (se pueden ver un montón de viejecillas pregonando la santidad cristiana).

La chica muy amablemente insistió hasta que conseguí entender que lo que me estaba ofreciendo era información sobre cursos de coreano…gratis. Llevamos un tiempo, debido al parón navideño, sin dar clase de coreano y las academias que había visto todas empezaban en Febrero, por lo que fue una sorpresa comprobar que estas clases empiezan la semana que viene.

La academia forma parte de una asociación de voluntarios que además de ofrecer clases de coreano también realizan otras actividades como clases de Judo (muy cerquita de casa), de fotografía, reuniones para cenar o tomar café o voluntariado para extranjeros en Seúl.

Investigando en su web encontré este video que me representa muy bien lo que me pasó la semana pasada al coger un taxi porque llegaba tarde a mi clase de español. Apenas se decir un par de cosas en coreano, y comprenderlas menos, por lo que sólo pude decir la dirección y que fue rápido, palabra que se repite por todos lados aquí “pali pali” (빨리빨리). Aunque en algunos taxi tienes “free interpretation” con lo que llaman por teléfono a un interprete a quién le dices a dónde quieres ir y se lo trasmite al taxita, la mayoría de las veces (y por pereza) intentas que te comprenda el lugar a que quieres ir. Esto en sí parece sencillo, pero se complica cuando tienes que saber la diferencia fonética entre la “o” abierta (), la “o” cerrada (), la “u” abierta () y la “u” cerrada (으). Esto puede dar lugar a que el taxita te entienda o haga como que te entienda, o que te lleve a la otra punta de Seúl gracias a tu pésima pronunciación.

PD: El Gobierno coreano debe subvencionar de alguna formar las clases y la promoción de la cultura coreana porque es increíble la cantidad de academias donde se dan clases de coreano gratis para extranjeros.

Lo siento por no comentaros más sobre nuestras últimas experiencias coreanas, pero ahora mismo estamos ocupadísimos los dos trabajando.
Comentar que después de la muerte de Kim Jong Il, toda Corea del Sur está en estado de alerta máxima (se nota en algunos detalles) pero la vida sigue igual prácticamente.

Además hoy nos hemos levantado con la ciudad nevada, y aunque ya ha desaparecido, ha sido bonito ver un poco de nieve.

Os dejo con mi primera impresión de Seúl.

En Corea, como en la mayoría de los países asiáticos influenciados por Confuncio y la filosofía del Yin y el Yang, las relaciones sociales se estructuran de forma vertical, a diferencia de occidente donde tendemos a relacionarnos más horizontalmente.

Para mí ya es normal ver a compañeros de trabajo, amigos o familiares despedirse en la calle mediante reverencias, algunas muy pronunciadas. Para nosotros puede parecer una muestra de sumisión, pero aquí es la forma de demostrar respeto y educación en sociedad.

Por eso es habitual (y para ellos necesario) que al conocer a un coreano, éste te pregunte la edad y el estado civil. De esta manera podrá saber como comportase con uno y el lenguaje que debe utilizar. Quizá por ser extranjeros y ellos saber que desconocemos muchas de sus costumbres, nos pasan por alto cosas que para cualquier otro coreano sería una grosería.

Por ejemplo, cuando los coreanos se sientan a comer hasta que no empieza a comer el más mayor en la mesa nadie puede. Además, no sólo no te puedes servir a ti mismo y tienes que estar atento para llenar la copa de los mayores en cuanto se vacíe. Y la razón por la que acaban todos en general borrachos es por educación, se considera muy grosero rechazar una copa de soju o no brindar con alcohol en la mesa, e incluso está bien visto beber, hasta se considera normal que la gente no aparezca a primera hora de la mañana en el trabajo por resaca.

Pero lo que de verdad me impresiona es el respeto y reverencia que se tiene al profesor o maestro aquí. Como ejemplo lo que veo en mis entrenamientos con los chavales. Todos los chavales a esas edades están revolucionados y es complicado controlarlos, pero cuando realmente pasan de mi compañero (JC), éste les reprende con un “capirotazo” o un buen tirón de orejas (o pelo) tras lo cual los niños le hacen una reverencia y le dan las gracias (감사합니다) por la reprimenda…igualito que en España.

El otro día encontré este curioso invento para exprimir la crema de dientes y que sea más fácil usar hasta la última gota. La verdad es que al principio no sabía muy bien si iba a dar resultado pero tras usarlo he de decir que es un INVENTAZO. Además lo tienen en versión panda, rana, oso, pato…

Una de las cosas que me ha llamado la atención desde que estoy en Seúl es la cantidad de cosas con forma de pez que tienen aquí. Parece una tontería, pero después de unos días observándolo por inercia caes en la cuenta y, cuanto menos, te sorprendes.

El famoso helado relleno de crema dulce de judías rojas y nata, lo cual podría bien ser la versión coreana del maxibom. Dulces y hasta edificios. A este último no entré, pero ya desde la lejanía llamaba la atención, podéis imaginaros qué habría dentro, ¿no?

A %d blogueros les gusta esto: